Informes de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo 2018¿Hay libertad religiosa en el mundo actual? La respuesta es no. Esta es la conclusión del informe que la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada publica de forma bianual analizando globalmente la situación de la libertad confesional. El último, publicado en 2017, evalúa la situación global entre 2014 y 2016.

El presidente de la Comisión General de Justicia y Paz en España, Eduard Ibáñez, presenta las principales conclusiones en su publicación La libertad religiosa: derecho humano fundamental, motor de progreso social (Comisión General de Justicia y Paz, 2018).

Según Ibáñez, a pesar de estar reconocida en los tratados internacionales, en realidad “la libertad religiosa se vulnera junto a otros derechos fundamentales con demasiada frecuencia”. Los datos del citado informe lo demuestran:

– De los 196 países analizados, en 38 las vulneraciones de la libertad religiosa constituyen una violación esencial de los derechos humanos.

– Desde el informe anterior, las condiciones han empeorado de forma clara en 14 países y en otros 21 existen señales de cambio a peor. Sólo en Bután, Egipto o Qatar se muestras señales de cambio.

Discriminación vs. Persecución: se distinguen estos dos conceptos aclarando que el primero hace referencia a la institucionalización de la intolerancia, ejercida por el Estado o por sus representantes, donde las leyes consagran el maltrato a comunidades religiosas. La Persecución, en cambio, define las situaciones en las que las violaciones proceden no sólo del Estado, sino de grupos terroristas y/o otros actores no estatales y, son campañas activas de violencia y sometimiento.

– En siete países se detecta una situación de Persecución: Afganistán, Arabia Saudí, Corea del Norte, Iraq, Nigeria, Siria y Somalia.

– Ha surgido un islam en un formato virulento que se ha convertido en la principal amenaza de la libertad religiosa, sobre todo en nueve países: Bangla Desh, Indonesia, Kenia, Libia, Níger, Pakistán, Sudán, Tanzania y Yemen. Este islam extremista es el principal motivo del incremento de movimientos migratorios en las mencionadas zonas y comunidades que eran multireligiosas se están convirtiendo, a la fuerza, en monoreligiosas.

– La violencia de grupos como Daesh en todo el mundo supone la negación absoluta de la libertad religiosa; según el autor, se trata de uno de los “reveses más arduos” a esta libertad desde la Segunda Guerra Mundial.

Víctimas o perseguidores: el informe afirma que también entre las comunidades judías, budistas e hindúes surgen grupos que promueven un nacionalismo religioso intolerante para las minorías de otras religiones.

– En algunos Estados se considera a las minorías religiosas una fuerza que “socava la lealtad al Estado mismo, y se presentan como un riesgo social. Los casos más graves se hallan en China y Corea del Norte; en el primero, más de tres mil personas están encarceladas por motivos religiosos. Corea del Norte es el país que encabeza la lista de los que vulneran la libertad religiosa.

– En Birmania, los musulmanes rohingya sufren una persecución muy grave, los concentran en campos estatales, sin sanidad ni ayuda humanitaria y convertidos en refugiados o apátridas.

– El informe señala situaciones que vulneran la libertad religiosa también en países occidentales, aunque a un nivel muy distinto. Provienen, según Ibáñez, de un “laicismo que pretende eliminar la religión de la vida pública”.

Ibáñez recuerda, sin embargo, que el informe acaba con una llamada a la esperanza, ya que deja constancia de las diversas iniciativas que existen en todo el mundo que han nacido con el objetivo de mostrar el valor de las religiones e impulsar el encuentro entre todas ellas.

Fuente: Aleteia.es, servicio del 6 de julio de 2018